lunes, 21 de diciembre de 2015

Viene Emmanuel: Dios con nosotros ¿Dios en nosotros?

4.DOMINGO DE ADVIENTO
4rt. Diumenge d'Advent


LECTURAS
Miqueas 5: 2-4
Salmo 80: 1-7
Hebreos 10: 5-10
EVANGELIO:  San Lucas 1: 39-56


VIENE EMMANUEL: DIOS CON NOSOTROS  ¿DIOS EN NOSOTROS?

Hemos podido comprobar, a lo largo de estas semanas de Adviento, cómo la Liturgia nos presenta las severas advertencias de Dios, en cuanto a nuestra necesidad de purificación ante el Juicio y, al mismo tiempo, una promesa de consolación y restauración que se va haciendo cada vez más cercana. Es en cierto modo el reflejo del Antiguo Pacto que termina (Juan Bautista) y del Nuevo Pacto que comienza (María).

Y llegados a este punto, cabe que nos hagamos una pregunta, cuya respuesta no es tan obvia como, en un principio, podría parecernos:

¿Qué celebramos realmente en Navidad?

Hay dos contestaciones posibles y ciertamente complementarias:

1) Un hecho externo, histórico: el nacimiento del Jesús de Nazaret:  el Cristo.

2) Un hecho interno, actual: la necesidad de que Cristo nazca en nuestros corazones.

Igual que María concibió "en su seno" al Cristo, al Hijo de Dios, así también nosotros por medio de la fe, debemos esperar (pidiéndolo) que Cristo sea engendrado en nuestro corazón, por obra del Espíritu Santo.

Igual que Isabel (y con seguridad otras personas) vieron en María el resplandor de la presencia de Dios en ella; así también debería poder verse el resplandor de la presencia de Dios en nuestras vidas.

Como se nos dice en la Carta a los Hebreos, ya no son necesarios sacrificios ni ofrendas por el pecado. Al igual que Cristo recibió un cuerpo para hacer la voluntad de Dios, asi nosotros debemos consagrar nuestro cuerpo y nuestras obras en el mundo a hacer la voluntad de Dios, implantando el DERECHO y la JUSTICIA.


Día 21 de diciembre: Festividad de Santo Tomás
Eterno Dios que fortaleciste a tu apóstol Tomás con una fe cierta y firme en la resurrección de tu Hijo, concede que creamos en Jesucristo, nuestro Señor y nuestro Dios, tan perfectamente y sin duda, que nuestra fe no sea hallada deficiente a tus ojos. Amén.



Elaborado por José Luis Mira Conca



domingo, 13 de diciembre de 2015

Conversión, Preparación y Rectificación

3ER. DOMINGO DE ADVIENTO
LECTURAS:
Sofonías: 3:14-20
Salmo 85
Filipenses 4: 4-9
Lucas: 3:7-18

Para el Tercer Domingo de Adviento, quiero retomar el concepto de Adviento que fue presentado el domingo pasado como “tiempo de conversión, tiempo de preparar nuestros caminos y enderezar nuestras sendas”. Para sintetizarlo, utilizaremos las palabras: conversión, preparación y rectificación, y considero que en su significado podemos sustentar nuestra vida cristiana.

Conversión

En la lectura del Salmo 85, encontramos una promesa de paz para "su pueblo fiel y para quienes se convierten de corazón". Pero ¿cómo y cuándo puedo convertirme?

Por 1Corintios 13:12, sabemos que todo no es comprensible y entendible para nosotros en estos momentos, aunque tenemos la promesa de que esto cambiará. Desconocemos el plan de Dios para cada uno de nosotros. Recordemos la conversión de Pablo en su viaje a Damasco… Como fariseo presumía de sus conocimientos acerca de la ley judía; fiel expositor y defensor que perseguía a los cristianos y participaba de los ataques en contra de los cristianos. Me imagino que los fariseos veían a los cristianos como la secta que pretendía falsear la religión judía.

Pablo, perseguidor de los cristianos, se convierte en “enviado” (apóstol) como parte del plan de Dios. Pero, ¿qué es la conversión para el cristiano? Es aceptar que Dios dirija nuestras vidas, es tener la convicción de que Jesús es nuestro Salvador (pagó el precio de nuestros pecados). Es pedir a Dios que el Espíritu Santo acompañe e ilumine nuestra vida. Y después de dar este paso, todas las veces que lo necesitemos, tenemos la promesa de Filipenses 4:7, “Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús”.

Preparación

En la lectura de Filipenses, se nos aconseja regocijarnos en el Señor siempre,  dirigiendo directamente a Dios nuestras peticiones sin intermediarios y con agradecimiento. Además, nuestra preparación debe inspirarse en todo lo verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo amable, todo lo puro… y en el Salmo tenemos la declaración de que “nuestra tierra dará sus frutos”; es decir, veremos la prosperidad en todo sentido.

En la lectura del Evangelio (Lucas 3: 7-18) las Buenas Nuevas de Juan el Bautista consisten en advertir que debemos prepararnos para llevar una vida santa. Y ¿cómo lo haremos? Juan el Bautista nos da tres pistas:

Para el ciudadano: ejercer la práctica caritativa.
Para los publicanos (empleados de la hacienda pública): hacer lo correcto y no exigir más de lo que está establecido.
Para los soldados (representantes de la autoridad para la defensa y el orden público): no deberán aprovecharse de su situación de fuerza para extorsionar, calumniar, o pedir compensaciones ilícitas.



La promesa anunciada por Juan el Bautista es que Jesús nos bautiza en Espíritu Santo y fuego (luz, guía y pureza).

Rectificación

La Profecía de Sofonías nos permite hacer un paralelismo entre la ciudad de Jerusalén y aquellos que llegan a ser cristianos. El profeta habla de una ciudad rebelde, contaminada y opresora "que no escuchó la voz de Dios ni se acercó a Él". Ocurre lo mismo con cualquier persona que, por su misma condición humana, se encuentra en una situación de rebeldía, manifiesta u oculta, contra Dios. A pesar de esa actitud de rechazo, Dios ofreció la redención al pueblo de Jerusalén y prometió convertirlo en un pueblo humilde y confiado en el nombre de Jehová. Así también acontece con la persona que se convierte en creyente.

Con el bautismo, nacemos de nuevo. Nuestra vida cristiana es rectificable día a día. El camino es el arrepentimiento y constricción (limitar lo incorrecto) a través de la comunicación directa con Dios. Cuando reconocemos nuestros pecados, errores, omisiones,… estamos rectificando nuestras vidas.

Adviento es un buen momento para reconocer que aquello que hacíamos o hacemos, y que sabemos es inaceptable para Dios, no lo hagamos más. Eso es lo que significa el arrepentimiento: evitar cometer los mismos pecados por convicción (reconociendo su santa inspiración).  La promesa es que Dios atenderá nuestras súplicas y nos ayudará a rectificar, a llevar una vida santa en nuestros pensamientos, deseos, palabras y actos.

El himno “Ven, oh ven pronto, Emmanuel”  nos aporta una actitud favorable para el Adviento: “Ven, resplandor de eternidad, despeja con tu claridad de mi mente las nieblas, las sombras y las tinieblas.”
Deseamos que Adviento 2015 sea el momento oportuno para avanzar decididamente en nuestro camino de santificación.


Oración

Padre Nuestro, tú que conoces nuestra forma de pensar, sentir y actuar, así como nuestro grado de entereza, ayúdanos a convertirnos en aquellas personas que Tú quieres que seamos.
Reconocemos que - en este Tiempo de Adviento - nos das la oportunidad para prepararnos y andar en santidad.
Te rogamos nos ayudes en las debilidades que hemos de corregir o superar, a fin de poder  rectificar nuestras vidas.
Con gratitud, te lo pedimos en el nombre de tu Hijo Jesucristo, por medio de tu Espíritu Santo. Amén.


Elaborado por Lidia Gutiérrez Borobia


lunes, 7 de diciembre de 2015

Nuestro Testimonio en Adviento


Ahora que estamos en Adviento y recordamos los preparativos para Navidad, quiero retomar la idea de construir en familia el Árbol de Isaí (Jesé) con las cintas de Lutero.

A través de imágenes y colores, que se convierten a la vez en iconos cristianos, mostramos pasajes bíblicos del nacimiento y apostolado sobre Jesús. Es importante porque damos el testimonio como cristianos en esta época que conmemoramos la Natividad y que ha sido con el paso del tiempo desvirtuada por los intereses comerciales.

En el documento "Preparativos para Adviento y Navidad" (por Ninfa y John Dixon) de este mismo Blog se puede profundizar sobre la importancia del Árbol de Isaí y las cintas de Martín Lutero. El enlace es el siguiente:

Preparativos para Adviento y Navidad
http://sanpablonews.blogspot.com.es/2014/11/preparativos-para-adviento-y-navidad.html

Desde este enlace, podemos descargar las plantillas para hacer algunos o todos los 15 iconos cristianos que los autores presentan. También animaros para hacer iconos diferentes a los presentados poniendo vuestra creatividad en marcha.

La preparación para Adviento es un buen motivo para comunicar el mensaje de esperanza a familiares, amigos, vecinos ...

Secuencia de imágenes en la preparación y exposición de los iconos cristianos para Adviento:

Preparación de los iconos con las plantillas
(papel vegetal y cartulina)

Pintar y recortar los iconos
(pintura a la acuarela)

Nuestro Árbol de Isaí y Lutero en la IERE de San Pablo
(incluye iconos de otros años)


Detalle de las 3 cintas de Martín Lutero
(rojo, de la sangre de Cristo; plata, del Espíritu Santo
y oro, de la riqueza de la gracia de Dios)

Aproximación de los iconos pintados
en el Árbol de Isaí y Lutero



Elaborado por Lidia Gutiérrez



domingo, 29 de noviembre de 2015

La Profecía del Fin (Segunda Parte)

1.DOMINGO DE ADVIENTO
1er. Diumenge d'Advent

LECTURAS:
Zacarías 14: 4-9
Salmo 50: 1-6
1 Tes 3: 9-13
EVANGELIO:  San Lucas 21: 25-38

La Profecía del Fin (Parte 2)


Resulta difícil "orientarse" en medio de todas las imágenes, a través de las cuales se nos trata de hacer comprensible lo que pueda significar el Final de los Tiempos.

En la Biblia (especialmente en lo relativo al Antiguo Testamento) es literatura judía, destinada a lectores judíos, no predomina el lenguaje conceptual que, hasta hace poco, caracterizaba la forma de pensar de Occidente, tan influida por la Antigüedad Clásica.

Los escritores sagrados (hagiógrafos) empleaban un lenguaje icónico que, sin duda, conseguía impresionar las conciencias, pero que a nosotros nos suscita -muy rápidamente- preguntas moduladas por el racionalismo ambiental: ¿CUÁNDO? ¿DÓNDE? ¿CÓMO? (etc) que no tienen una fácil contestación precisamente.

En la anterior meditación sobre este tema planteábamos algunas dificultades:

- alusión de los textos, bien a "finales" parciales (como el de la Nación Judía en el siglo I) o bien al Fin en sentido estricto.
- posible aplicación de los textos, bien a Israel, bien a la Iglesia, o bien a ambos.
- posible cumplimiento de las profecías en sentido literal, en sentido alegórico, o en ambos.

Lo mismo podríamos decir en cuanto a las alusiones a la "restauración" o la "victoria" del Pueblo Elegido....

En cualquier caso, debemos tratar de hallar un sentido general, que pueda guiar nuestros pasos, sentido que es accesible más por iluminación espiritual que por una exégesis basada en el método histórico-crítico.

Así, en la primera lectura, las imágenes del FUEGO y de la TEMPESTAD (....) podemos interpretarlas en el sentido de que el Fin supondrá la superación de los falsos valores y de las falsas seguridades terrenales, en fin: una auténtica conmoción, seguramente no tanto física sino psíquica y, en último término, espiritual.

Es también importante la imagen relativa al derramamiento del Espíritu (ver. 8) y la referencia al Monte de los Olivos (ver. 4) los cuales podemos poner en directa relación con el ministerio de Jesús que es, en sí, un ministerio "apocalíptico" que pone en marcha el Juicio de Dios, el cual se despliega a lo largo de la Historia, hasta la consumación de ésta.

En la segunda lectura debemos fijar nuestra atención en el ruego del apóstol: "que Él afirme vuestros corazones, que os haga irreprochables en santidad delante de Dios nuestro Padre, en la venida de nuestro Señor Jesucristo con todos sus santos".

Nuestros corazones, fácilmente volubles, necesitan ser domados y "redireccionados" hacia las cosas (los afectos) celestiales. El pensamiento del pronto regreso de Jesucristo es, tal vez, el mejor medio para evitar distracciones y trabajar esforzadamente en la santificación de toda nuestra vida (obviamente con la Gracia de Dios).

Finalmente, el pasaje más interesante del Evangelio y que, ciertamente, nos ilustra mucho más que la mayoría de imágenes que hemos considerado, es el versículo 35: "porque como un lazo vendrá sobre todos los que habitan la faz de la Tierra". Es una descripción bastante transparente del acceso de toda la Humanidad a un superior nivel de , conciencia en el que el engaño, la mentira, etc, serán simplemente imposibles.

Los efectos de ese cambio sobre el medio natural y, por supuesto, el social ... serán tan enormes que tendrá pleno sentido la expresión de Apocalipsis 21:1
"Vi un cielo nuevo y una tierra nueva".
Amen

"Ven Señor Jesús"
Maranatha


Elaborado por José Luis Mira Conca



lunes, 23 de noviembre de 2015

El Reinado de Jesús

34.DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO
LECTURAS:
Daniel 7: 9-14
Salmo 93
Apocalipsis 1: 1-8
EVANGELIO:  San Juan18: 33-37

El Reinado de Jesús: Características Generales


Los Credos Católicos enfatizan que "Cristo volverá y su Reino no tendrá fin". Por lo tanto, todos los cristianos que nos vinculamos a la Fe Católica, aguardamos el regreso de Cristo, evento que significará- al mismo tiempo- la culminación de la Historia y la entrada de la Humanidad y de todo el Orden Natural en una dimensión de eternidad, sobre cuyos detalles apenas podemos especular.

Entre uno y otro "acontecimiento" esperamos el Juicio Final, día de Ira para unos y de Restauración y Perdón para otros ... Ni el llamado "Milenio", ni el "Rapto" tienen cabida en esta proyección escatológica, compartida por las Iglesias Históricas (Católica-Romana, Ortodoxa y Reformada).

Pero más que especular sobre las características del Reino ya consumado, nos interesa recapitular lo que Jesús nos enseñó con su vida y lo que la Iglesia, o Iglesias, han podido esbozar (en positivo) acerca del Reinado de Dios. Lo primero que llama nuestra atención es la reticencia de Jesús a ser reconocido como "Rey". Ello enlaza con una visión negativa de la realeza humana, profundamente arraigada en el Pueblo de Israel.

Sólo Dios merece, en realidad, el título de Rey y el supremo Honor y Majestad, que le acompañan.
Jesús prefiere identificarse con el ser humano en su debilidad y bajeza, también en su universalidad..., y de ahí que reivindique para sí el título de "Hijo del Hombre".

La segunda característica sobre la que debemos reparar es su afirmación: "Mi Reino no es de este Mundo". En ella hallamos, implícitas, dos cosas: que Jesús se reconoce a sí mismo como Rey (un rey que - como hemos dicho antes- no reivindica derechos reales) y que su Reinado no se ejerce a través de medios humanos: no domina con ejércitos ni con dinero. Su dominio se ejerce sobre las conciencias, que siempre gravitan hacia la Verdad, como reflejo de la naturaleza divina en nosotros.

En cuanto al testimonio dado por las Iglesias Cristianas acerca del Reino de Dios, hemos de ser -desgraciadamente- bastante escépticos. En demasiadas ocasiones, las Iglesias han preferido usar medios demasiado humanos para "controlar" las conciencias de los fieles. No les ha bastado el testimonio interno de la Verdad y no ha pivotado sobre la Espiritualidad y el Servicio que son -en realidad- su único Patrimonio.


Elaborado por José Luis Mira Conca


lunes, 16 de noviembre de 2015

La Profecía del Fin (Primera Parte)

32. DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO
32. DIUMENGE DEL TEMPS ORDINARI 
LECTURAS
Daniel 12: 1-4a (5-13)
Salmo 16
Hebreos 10: 31-39
EVANGELIO:  San Marcos 13: 14-23

La Profecía del Fin (Parte 1)


Representación de la visión profética basada en el Libro de Apocalipsis
Cuando llegamos al final del Año Litúrgico, las lecturas nos hablan del Final de los Tiempos: de la Segunda Venida de Jesús (Yeshua) y del Juicio Final.

Es éste un tema favorable a muchas interpretaciones, lo cual es comprensible dada la complejidad de los textos, llenos de imágenes y de símbolos, propios del llamado "lenguaje profético".

Pero tan absurdo sería tomarlo todo al pie de la letra como considerar dicha profecía (o profecías) como una novela de ciencia ficción cuyas predicciones nunca se van a cumplir, porque son simples metáforas y no hay nada "sustantivo" bajo ellas.

En cualquier caso, las señales precursoras del Fin se multiplican en nuestros días. Siempre serán insuficientes para aquellos que "no quieran entender", pero suficientes y más que suficientes para "los entendidos" (Daniel 12: 10b).

Hay dos elementos que aportan una especial complejidad a este tema. El primero es que en la Profecía, van unidas -a veces de manera inextricable- referencias próximas a la época de Jesús (cumplidas en el contexto de la sublevación contra los romanos y la consiguiente profanación y destrucción del Templo de Jerusalén) y referencias que apuntan a la Segunda Venida de Jesús y el Fin de los Tiempos propiamente dicho.

El segundo elemento a tener en cuenta es la dificultad en relacionar determinadas predicciones, bien con el devenir del Pueblo Judío (o el conjunto de Israel, en terminología bíblica) o bien con el devenir de la Iglesia Cristiana.

Todavía puede complicar un poco más las cosas, el hecho de que el cumplimiento de las profecías puede realizarse en forma analógica o simbólica (véase por ejemplo la alusión de Jesús a Juan el Bautista como el profeta Elías que había de regresar en Mateo 11: 13-14, corregida o matizada en Lucas 1: 13-17).

En cualquier caso, debemos insistir en que, cada día que pasa, el cumplimiento de la Profecía se aproxima y debemos tomar muy en serio nuestra santificación, poniendo nuestra mirada en la grandiosa recompensa que espera a los que se mantengan fieles a Jesús, en medio de la adversidad e incluso de la persecución abierta.

OREMOS por una mejor comprensión de las Sagradas Escrituras, lograda a través de su estudio y de la iluminación procedente del Espíritu Santo.


Elaborado por José Luis Mira Conca



domingo, 8 de noviembre de 2015

La generosidad: Impronta Divina

32.DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO 
32. DIUMENGE DEL TEMPS ORDINARI 


LECTURAS
1 Reyes 17: 8-16
Salmo 146
Hebreos 9: 24-28
EVANGELIO:  San Marcos 12: 38-44

Nos cuesta mucho creer que Dios bendice la generosidad, que aquello que le ofrendamos será multiplicado ... A algunos les cuesta dar su dinero, a otros su tiempo. Nos atormentamos pensando sólo en nuestros propios recursos, cuando es en la Providencia Divina donde deberíamos poner siempre el énfasis.




Por otra parte, Dios no nos pide una generosidad abstracta: hemos de ser generosos con las personas concretas que pone en nuestro camino, siendo la principal muestra de generosidad el aceptarlas tal y como son. Esto supone, muchas veces, un gran esfuerzo porque nos gustaría cambiarlas, hacerlas más parecidas o compatibles con nosotros. Pero el reto está en valorar lo que son y en tratar de ayudar, muchas veces desde  nuestra propia insignificancia (Evangelio).

Por supuesto, la generosidad también consiste en que sepamos disculpar y pasar por alto sus imperfecciones, de la misma manera que Cristo se entregó para que Dios pudiera "pasar por alto" nuestra terrible culpabilidad, brindándonos una reconciliación gratuita, que se traduce en "amistad" sincera.

Si Dios ya no se comporta con nosotros como juez severo e insobornable, también nosotros debemos ir corrigiendo nuestra tendencia a juzgar y a condenar a los demás, cada vez que no piensan, hablan o actúan como a nosotros nos gustaría.

No nos olvidemos, por otra parte, de ser generosos con Dios, ofreciéndole cada domingo el Culto debido y manteniendo encendida, mediante la oración y la práctica de los sacramentos, la llama divina de su Amor.

Finalmente: no olvidemos a esa categoría de personas a las que Dios mira con especial afecto: las viudas, los huérfanos ..., en general todos aquellos que dependen de los demás -y a veces concretamente de nosotros- para poder sobrevivir. Sin duda, la recompensa de Dios será espléndida.

Conmemoración de San Andrés (10 Nov)
"Dios todopoderoso, que diste a tu apóstol Andrés una gracia tal que prestamente obedeció la llamada de tu Hijo Jesucristo y trajo a su hermano con él. Concédenos la gracia suficiente para seguir a Jesús sin demora y traer a su bondadosa presencia a aquellos a quienes amamos. Amén"

Elaborado por José Luis Mira Conca



viernes, 6 de noviembre de 2015

Cristo en Ti

"Cristo en Ti" es  una poesía que queremos publicar porque refleja el sentir cristiano que podemos proyectar a quienes nos rodean. La poesía fue leída en nuestra Iglesia en acto especial por Ana Madurga Barrio, quien la ha recopilado y cuyo autor es anónimo.

Cristo en ti

No es la frase preciosa que pronuncias,
en el testimonio que tu fe revela,
es que inconscientemente tu persona,
trasciende a Cristo sin que tú lo sepas.

¿Es tal vez tu beatífica sonrisa,
o es el halo de paz que te rodea?
Yo he visto a Cristo en ti cuando reías
y en la sombra sutil de tu tristeza.

No es la verdad que impartes convencido
y a mi me perfila entre la niebla,
sino que en todo, siempre va contigo
la noble sensación de su presencia.

Cristo me mira por tus propios ojos
tu corazón el suyo me presenta,
hasta que se me borra tu persona
y la de Cristo cristaliza en ella.

Autor inglés anónimo
Recopilada por Ana Madurga Barrio

Si estás interesado en recibir la poesía impresa en cartulina pergamino, envíanos un mensaje a nuestro buzón iglesiaepiscopal.alicante@gmail.com indicándonos nombre y dirección completa para enviártela por correo convencional sin costo alguno.




domingo, 1 de noviembre de 2015

Homenaje a Gwen Hamilton-Warner

Homenaje a Gwen Hamilton-Warner

El 1º de Noviembre recordamos el Día de Todos los Santos. En nuestro Culto de Oración mencionamos a las personas que han fallecido este año y en el año pasado.

José Luis Mira Conca elaboró una presentación con motivo de hacer un Homenaje a Gwen Hamilton-Warner, quien durmiera en el Señor en Septiembre 2015.

A continuación el vídeo de la presentación:


video


Queremos ofrecerte una opción de descarga del vídeo desde Google Drive:
Homenaje a Gwen Hamilton-Warner -> Descargar el archivo
Formato del vídeo: .wmv
Tamaño del fichero: 41.1MB
Tiempo: 3m41s
Esto mejorará la resolución de las imágenes al ver el vídeo a pantalla completa en tu ordenador.







sábado, 10 de octubre de 2015

La idolatría de las riquezas

27. Domingo del Tiempo Ordinario
27. Diumenge del Temps Ordinari

LA IDOLATRÍA DE LAS RIQUEZAS
Amós 5:6-7, 10-15
Salmo 90: 1-12
Hebreos 3: 1-6
EVANGELIO:  San Marcos 10: 17-27

Somos muy afortunados al poder disponer de todo "el consejo de Dios", contenido en las Sagradas Escrituras, el cual representa la verdad plena a la que el Espíritu Santo (según la promesa de Jesús) habría de llevar a su Iglesia.


El pasaje del Evangelio que hemos leído contiene -evidentemente- una dura advertencia sobre el apego a las riquezas, pero para ser evaluado correctamente requiere una exégesis amplia del tema de las "riquezas" a lo largo y ancho de las Sagradas Escrituras.

Dios no es un Creador que haya creado con escasez o racanería ... Por lo tanto, la riqueza no es mala en si misma, sino que es una dimensión de la realidad que expresa al mismo Dios.

Ahora bien. Lo que hemos de tener en cuenta es que Dios ha hecho una Creación riquísima y llenado de dones a la Humanidad (y especialmente a su Pueblo) para que todo sea compartido por todos. Por eso, en el Plan de Dios no puede haber acaparadores de riqueza -por un lado- y míseros excluidos por otro ...


Dios condena con rotundidad no sólo el uso egoista de la riqueza, sino también el apego a ella y su conversión en la principal motivación de tantas y tantas vidas. En la dura advertencia hecha al joven rico hemos de entender, también, que nadie puede justificarse ante Dios por sus obras. 

En toda vida humana hay áreas que no han sido rendidas a la Voluntad de Dios. El apego a sus riquezas era lo que al joven rico le separaba de Dios, pero en otras vidas pueden ser otras cosas. Y, si somos sinceros, todos sabemos que es lo que- seriamente- el Señor nos pide que hagamos cambiar.

Volviendo a la idolatría de las riquezas, el mensaje de la Biblia (interpretado desde la Tradición y desde la Razón) apunta una doble solución: todos los cristianos estamos llamados a ser "pobres en el espíritu". Esto significa que toda riqueza que nos pueda dar Dios (no sólo la de orden material) debe ser gestionada para el Bien Común de todos. Hay una palabra que define con claridad cuál es la actitud correcta: "mayordomía".

Pero además....siempre ha habido cristianos que han querido hacer una interpretación más literal de éste y otros pasajes similares de la Biblia, asumiendo el reto de la pobreza voluntaria, en un mayor o menor grado.

En la hora del Juicio, sabemos que tendremos que dar buena cuenta de cómo hemos gestionado lo que el Señor nos ha entregado en esta vida.



Elaborado por José Luis Mira Conca





viernes, 9 de octubre de 2015

Significado del 9 de Octubre

Significado del 9 de Octubre


¿Cuál es el significado del 9 de Octubre para los Cristianos?

Ondas Amigas Radio recibió la visita de José Luis Mira Conca para una entrevista con el propósito de explicar el significado de la festividad del 9 de Octubre para la Comunidad Valenciana y la trascendencia de esta fecha para el pueblo cristiano evangélico.


Jaime I, Rey de Cataluña y Aragón
Jaine I, Rey de Cataluña y Aragón por el pintor Jaume Mateu

La entrevista responde a las siguientes preguntas que pueden servirnos de guía:

1. Qué celebra la fecha del 9 de Octubre.
2. Qué importancia tiene para lo cristianos.
3. Cómo podemos celebrar esta fecha los cristianos.
4. Qué es esencial para transmitir un mensaje cristiano al inconverso.
5. Cuál es el estado actual de la comunidad evangélica.
6. Qué señales tenemos de avivamiento de la comunidad cristiana.

De la grabación completa de la entrevista, hemos seleccionado sólo el fragmento que resalta la importancia de esta fecha.

El Rey Jaime I recibe los fueros de Aragón del Obispo


























Puedes descargar y escuchar el fichero de esta intervención.


Entrevistado: José Luis Mira Conca
Fecha: 09 de octubre 2009
Emisora: Ondas Amigas Radio




sábado, 19 de septiembre de 2015

Un hasta luego para Gwen Hamilton-Warner




Precioso es a los ojos del Señor la muerte de sus santos. 
Salmo 116:15


Gwen Hamilton-Warner


"No os preocupéis, me voy a casa con mi Padre celestial." Estas fueron las últimas palabras de nuestra querida amiga y fiel miembro de nuestra iglesia. Recordamos a Gwen como amiga y hermana en la fe. Era bella de espíritu y siempre gozosa, dispuesta a escuchar y orar sin juzgar.  Si Gwen decía que iba a orar por ti, era de verdad. Nunca olvidaba su promesa.


Visita del Obispo, 2013

Deja un puesto vacío en la iglesia. Siempre vamos a recordarla tocando el teclado o la guitarra. Llegaba temprano para ensayar y algunas veces nos brindaba con una canción en inglés de su iglesia en Inglaterra. Nos encantaba escucharla. Por nueve años como miembro nunca faltó un domingo, a menos que estuviera enferma o fuera del país. Su sonrisa era contagiosa.







  



Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos, 2015






"No Gwen, no vamos a preocuparnos, sabemos muy bien que estás en el seno de tu Padre Dios."

Gwen escribió:
En tiempo de dificultades Dios esta con nosotros







Gwen Hamilton-Warner




Precious in the eyes of the Lord is the death of his saints. 
Psalm 116:15

Gwen Hamilton-Warner


"Don't worry, I am going to my home with my heavenly Father." These were the last words to us of our dear friend and faithful member of our church.  We remember Gwen as a friend and a sister in the faith.  She had a beautiful spirit and was always joyful and ready to listen and pray for anyone or anything without judging.  If Gwen said that she was going to pray for you, she really meant it.  She would never forget to keep her promise.

Bishop visit, 2013


Her place in the church is empty.  We will always remember her playing the keyboard or the guitar.  She would come early to practice and sometimes treat us to a song in English from her church in England.  We loved to hear her sing.  In nine years, she never missed a Sunday except for illness or if she was out of the country.  Her smile was contagious.












Week of Prayer for Christian Unity, 2015



"No Gwen, we will not worry, we know that you are in the arms of your heavenly Father. "


Gwen wrote:
In times of trouble God is with us











miércoles, 8 de julio de 2015

LIII Sínodo de la Iglesia Española Reformada Episcopal (Comunión Anglicana)

LIII Sínodo de la IERE (Comunión Anglicana)


A finales de mayo 2015, entre 28 y 31, fueron convocados los representantes del clero y de los laicos de las diferentes parroquias de España, pertenecientes a la Iglesia Española Reformada Episcopal IERE (Comunión Anglicana), para celebrar el Quincuagésimo Tercer Sínodo, dirigidos bajo la presidencia del Obispo de la Diócesis, Rvdmo. Carlos López.

Este Sínodo, cuya convocatoria se realiza cada 2 años, contó con la presencia del Rvdmo. Michael Jackson (Arzobispo de la Iglesia de Irlanda), el Rvdmo. Jorge Pina-Cabral (Obispo de la Iglesia de Portugal) y el Canon Rvdo. Anthony Ball como representante del Arzobispo de Canterbury y Primado de la Comunión Anglicana.

Bajo el lema "Adorando en Espíritu y Verdad" (Juan 4:23) que sirvió de inspiración a los convocados y presentes, el LIII Sínodo contó con la asistencia de las Parroquias, Arcedianatos, delegados episcopales y secretarías de la IERE que están repartidos por toda España.


Nuestra preciosa Catedral de la IERE (Comunión Anglicana), en la Calle Beneficencia en Madrid, se convirtió en el punto de encuentro del LIII Sínodo. Esta alojó afectuosamente a los asistentes y brindó un ambiente propicio para analizar los informes de las parroquias y demás representantes, considerar las bases de la liturgia y adoración en la comunión anglicana, mirando hacia el futuro de la IERE dentro de una diversidad de tendencias y nacionalidades que conviven dentro de ella.




Entre las técnicas utilizadas durante el desarrollo del Sínodo cabe destacar la mesa redonda y la presentación de ponencias, las cuales permitieron arribar a conclusiones y recomendaciones que pueden orientar la marcha de la Iglesia en un futuro inmediato. El Sínodo también sirvió de contexto para renovar la Comisión Permanente y otros cargos para la prosecución de la IERE.






Por la Iglesia Episcopal de San Pablo en Alicante asistieron John Dixon (clérigo) y Ninfa Dixon (laica), quienes a su vez sirvieron de portavoces de las actividades y conclusiones del evento.










Reseña elaborada por Lidia Gutiérrez
Fuente del texto: Hoja Diocesana de la IERE y La Luz Digital 
Fuente de las fotos: Gabinete de Comunicación de la IERE




martes, 24 de marzo de 2015

Semana Santa, Reflexión, Confesión y Restauración

Martes Santo: Jesús anticipa a sus discípulos
la traición de Judas y las negaciones de Pedro.*

Semana Santa

Con motivo de la conmemoración de la Semana Santa, días para recordar el sacrificio perfecto para una gracia perfecta, la Iglesia Episcopal de San Pablo se une a la programación especial propia de estos días santos:


Jueves Santo: 02 Abril 2015 Santa Cena 19.30h
Viernes Santo: 03 Abril 2015 Culto 19.30h
Sábado Santo: 04 Abril 2015 Culto 19.30h
Domingo de Resurrección: 05 Abril 2015 Santa Cena 12h

Te invitamos a recordar con nosotros estas fechas, días de reflexión, confesión y restauración en nuestro camino hacia la santidad.

Más información en nuestra web:
https://sites.google.com/site/iglesiaepiscopaldesanpablo/


*Reconocimientos de autor de la imagen:
Christ and the Apostles - Tiffany Glass & Decorating Company, c. 1890 por Daderot. - I took this photo at the Richard H. Driehaus Gallery of Stained Glass, on the Navy Pier, Chicago, Illinois, USA. This artwork is now in the public domain because of its age. There were no prohibitions on photography at the gallery, and no assertions of copyright or any other form of restriction on reproduction.. Disponible bajo la licencia Dominio público vía Wikimedia Commons.




sábado, 14 de marzo de 2015

Enfrentarse al Pecado



ENFRENTARSE AL PECADO: LA ESTRATEGIA DE DIOS


Éxodo 20: 1-17
Salmo 19: 7-14
Romanos 7: 13-25
EVANGELIO:  San Juan 2: 13-22


La Revelación de la Voluntad de Dios a través de los Diez Mandamientos entregados a Moisés, constituye el corazón de la Ley  y es en sí una buena noticia.

Los Mandamientos del Señor, como tantas veces se nos recuerda en los Salmos, y de modo evidente en el que hemos recitado (Salmo 19) iluminan nuestros pasos y son motivo de alegría interior cuando los reconocemos como tales e intentamos  cumplirlos.


Y aquí viene el reverso de la moneda. El Apóstol Pablo nos recuerda -con claras e incisivas palabras- que no está en nuestra mano el cumplirlos todos de una manera perfecta y -más aún- que en nuestro corazón y voluntad hay un enemigo escondido que nos induce a quebrantarlos (la "carne", en terminología paulina).

De ahí que la condición humana sea muy problemática, porque en cualquier área de la vida que queramos considerar, se halla sometida a dos fuerzas antagónicas que escinden nuestra voluntad y nos impiden  poseer la rectitud, la "santidad", exigida por Dios para poder estar en su presencia.

¿Cuál es entonces la diferencia entre el justificado o redimido y el perdido?

Pues que -en realidad- sólo el primero es verdaderamente consciente de esta contradicción, por cuanto es el único que  desea ser "perfecto" y someterse voluntariamente a la Ley de Dios.

Algunos autores han sostenido que, si se diera a un verdadero cristiano la posibilidad de renunciar a este mundo (y a los placeres perversos que implica el pecado) a cambio de estar inmediatamente con Cristo, no lo dudaría por un momento: elegiría estar ya con Cristo.
Por lo tanto, el cristiano cuando peca lo hace más por impotencia o debilidad que por verdadero deseo de pecar.

Por el contrario, el perdido sólo se refrena por las leyes y convenciones humanas. No peca más, no porque no lo desee, sino porque tiene miedo de las consecuencias. Si pudiera hacerlo sin castigo no dudaría en seguir indiscriminadamente todos sus deseos.

Por supuesto que no está dispuesto a renunciar a cosa alguna de este Mundo por estar con Cristo, porque -para empezar- ni le ama ni le conoce: para él o ella sólo es un personaje histórico más, cuando no una invención humana para fastidiarle "la fiesta".

Deberíamos ahora preguntarnos ¿qué es entonces lo que saca en claro el cristiano de su condición como redimido?

 Pues....algo muy importante: la limpieza y renovación de su conciencia por obra de la pura Gracia de Dios. Es decir: aunque el cristiano es muy consciente de ser un pecador incorregible, o difícilmente corregible, su acogimiento de la oferta de Salvación en Cristo Jesús le hace disfrutar de una buena conciencia para con Dios, día a día, minuto a minuto.

Bien es verdad que episodios como el de Jesús expulsando a los mercaderes del Templo, nos invitan a pensar que Dios no se conforma con una conversión "sólo de labios" y que la conversión del corazón (metafóricamente representada por la purificación del Templo) requiere de un constante acercamiento al Dios vivo que se opera por medio de la oración.

Sólo así podremos ir adquiriendo algo de esa "santidad" que se requiere para estar en la presencia de Dios.

Elaborado por José Luis Mira Conca




viernes, 13 de marzo de 2015

Facing the Sin



FACING THE SIN: THE STRATEGY OF GOD



The Revelation of the Will of God through the Ten Commandments given to Moses, is the heart of the Law and is in itself good news.

The commandments of the Lord, as is so often reminded us in the Psalms, and evident way in which we recited (Psalm 19) illuminate our steps and are of inner joy as we recognize and try to fulfill them.
And here comes the reverse of the coin. The Apostle Paul reminds us, with clear and incisive words, that is not in our power to meet them all in a perfect manner and-even more- than in our hearts and will there is a hidden enemy that causes us to break them (the "flesh" in Pauline terminology).
Hence, the human condition is very problematic, because in any area of life we want to consider, it is subject to two opposing forces that split our will and prevent us that we have righteousness, "holiness" demanded by God being in his presence.

What then is the difference between justified or redeemed and the lost?

Well, only the first the first truly are aware of this contradiction, because they are the only one who really want to be "perfect" and voluntarily submit to God's law.
Some authors have argued that, if a true Christian is given the opportunity to renounce this world (and perverse pleasures that involves sin) in exchange for being immediately with Christ, do not hesitate for a moment: choose to  be with Christ .

Therefore, the Christian when he sins does more for impotence that true desire to sin.
By contrast, lost only restrained by human laws and conventions. No more sin, not because they want to, but because they are afraid of the consequences. If they could do without punishment not hesitate.
Of course they are not willing to give up some things of this world to be with Christ, because -for start- neither love or know Him: for he or she is just a historical figure most, if not a human invention to annoy " the party ".

We should now ask what is it that clearly apport to Christians their  status as redeemed. Well .... something very important: the cleaning and renovation of their conscience, work of pure grace of God. That is: although the Christian is very conscious of being an incorrigible sinner , or hardly correctable , his recourse to the offer of salvation in Jesus Christ makes him or her enjoy a good conscience toward God , day by day, minute by minute ... .

It is true that episodes like Jesus expelling the merchants from the temple , invite us to think that God is not content with a spoken conversion but only by conversion of heart (metaphorically , the cleansing of the Temple). This requires a consistent approach to the living God who works through prayer.

Only by this way we'll be able to acquire a part of that holiness that is required to be in the presence of the Lord.


Author: José Luis Mira Conca



miércoles, 21 de enero de 2015

Segundo Día de la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos 2015

Segundo día de Oración por la Unidad

El lunes 19 enero 2015 se desarrolló en Alicante, en la sede de la Iglesia Española Reformada Episcopal (Comunión Anglicana) y la Iglesia Ortodoxa del Patriarcado de Rumanía, el Segundo Día de la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos.


La Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos es un encuentro mundial que se celebra entre el 18 y el 25 de enero de cada año. Estas fechas obedecen a la propuesta que hiciera Paul Watson en 1908, porque recogen las fiestas cristianas de San Pedro y de San Pablo con un profundo significado.

La Semana por la Unidad se inspira en el documento base que preparara el Consejo Pontificio para la Promoción de la Unidad de los Cristianos Comisión Fe y Constitución del Consejo Mundial de Iglesias, y editara el Secretariado de la Comisión Episcopal de Relaciones Interconfesionales durante el año 2014. La documentación para la Semana lleva por título "Jesús le dice: «Dame de beber»" (Juan 4,7).

Tal como queda expresado en el documento base, la idea central es "... el encuentro entre Jesús y la samaritana nos invita a probar agua de un pozo diferente y también a ofrecer un poco de la nuestra. En la diversidad nos enriquecemos mutuamente. La Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos constituye una ocasión privilegiada para la oración, el encuentro y el diálogo. Es una oportunidad para poder reconocer las riquezas y los valores que están presentes en el otro, el distinto, y para pedir a Dios el don de la unidad." (p.14)

Inspirados en el texto "Fatigado del camino, se sentó junto al pozo" (Juan 4,6), la pregunta que genera el tema del Segundo Día es ¿Somos capaces de encontrar un pozo común donde podamos recostarnos y descansar de nuestras diferencias?

El Segundo Día dirigido por el Padre Claudiu (Iglesia Ortodoxa Rumana) y José Luis Mira Conca (Lector Seglar de la Iglesia Reformada, por encontrarse el Pastor John Dixon de viaje), contó también con la participación de la Iglesia Evangélica Española, la Iglesia Católica Romana y la Iglesia Ortodoxa Rusa.

El desarrollo del Segundo Día de Oración, siguió el orden previsto en su programación, el cual puedes ver/descargar Programa Segundo Día.

La bienvenida a los presentes estuvo a cargo de Dña. Gwendoline Hamilton-Warner (Iglesia Reformada) y de Dña. Simona Tasia Avram (Iglesia Ortodoxa). Contamos también con la primera lectura de la Biblia en palabras de D. José Vicente García Muñoz (Parroquia Inmaculada del Pla y vecino del Edificio Montreal).

Dña. Gwendoline Hamilton-Warner expresa la
Bienvenida a los presentes en nombre de la Iglesia Reformada.

Vista de asistentes atentos al inicio del Segundo Día.

Dña. Simona Tasia Avram saluda a los asistentes
en nombre de la Iglesia Ortodoxa.

Asistentes al encuentro del Segundo Día.


D. José Vicente García Muñoz
(Iglesia Católica Inmaculada del Pla y vecino del Edificio Montreal)
desarrolla la primera lectura del día.
El Padre Claudiu presentó la meditación del encuentro. Recibimos palabras de aliento del Presbítero David Manzanas (Pastor de la Iglesia Evangélica Española), también del Padre Joaquín Carlos Carlos (Iglesia Católica Romana y Delegado Diocesano de Ecumenismo) y para finalizar la bendición del Padre Osio (Iglesia Ortodoxa de Rusia).

Representantes y clérigos de las iglesias participantes.

D. David Manzanas (Iglesia Evangélica Española)
realiza la segunda lectura del día.


Asistentes escuchan con atención la lectura del
pasaje de la Biblia para el Segundo Día.

El P. Claudiu explica a los asistentes la secuencia del orden del día.

El Padre Osio de la Iglesia Ortodoxa Rusa hace la proclamación
de la lectura del Santo Evangelio. 


El P. Claudiu desarrolla la meditación del Segundo Día.

Vista de asistentes en el momento de la meditación.
Asistentes cantan una alabanza durante el Segundo día.


Vista de asistentes durante el Momento de Oración Libre.

En el cierre del Segundo Día, el P. Joaquín Carlos Carlos
enuncia la bendición para los asistentes. 

A modo de despedida, el P. Osio
bendice el Segundo Día y a todos los asistentes.
Al finalizar el Segundo Día, los presentes pudieron tener un momento de intercambio y conversación como hermanos en la fe.

En el material base para todas las iglesias del mundo, al final del tema para el Segundo Día, hay una oración en la cual meditar:
"Oración   Dios misericordioso, a menudo nuestras Iglesias se dejan llevar por una lógica de la competencia.Perdona nuestro pecado de presunción. Estamos fatigados de esta necesidad de ser los primeros.Concédenos descansar junto al pozo. Refréscanos con el agua de la unidad sacada de nuestra plegaria común. Que tu Espíritu que aleteaba sobre las aguas primordiales saque unidad de nuestra diversidad. Amén."
Oremos también para que surjan buenos sentimientos hacia la Unidad de los Cristianos. Pidamos a Dios que logremos encontrar en el otro los dones que carecemos y nos hacen falta. Oremos también porque sepamos evaluar qué debo apartar de mi para unirme al otro, y descartemos la idea de lo que debe dejar el otro para unirse a mí. Y una vez todos bien dispuestos, entreguemos nuestro sentir a la voluntad de Dios para que emerja de manera espontánea un sentido de unidad inspirado en nuestra iglesia cristiana primitiva. Amén.

Reportaje elaborado por Lidia Gutiérrez Borobia